Dormir poco, es malo para las dietas de adolescentes

image Los adolescentes que duermen menos de ocho horas por noche entre semana, comen más alimentos grasos y snacks, comparados con los que duermen más de ocho horas por noche, según investigadores norteamericanos.

Dormir muy poco puede causar cambios crónicos en la dieta, los cuales pueden aumentar el riesgo de obesidad, especialmente en las niñas.

Estudios anteriores han demostrado que dormir poco puede conducir al aumento de peso, pero los nuevos resultados muestran que incrementan las calorías adicionales que provienen del consumo de alimentos grasos, típicamente altos en calorías y pueden aumentar la ingesta calórica diaria total, lo cual si ocurre de manera rutinaria, puede conducir a exceso de grasa.

Cuando se alteran crónicamente los hábitos alimentarios en adolescentes con menor sueño, permite comprender el por qué de un sueño más corto se asocia con la obesidad en estudios previos experimentales y de observación, dijeron los investigadores de Brigham and Women’s Hospital y Beth Israel Deaconess Medical Center en Boston , cuyo estudio fue publicado en la revista Sleep.


Escribe un comentario