¿Dormimos lo suficiente?

image La mayoría de los adultos necesitan de siete a ocho horas de sueño cada noche, dice la ciencia, pero distintos factores modernos pueden interferir con este sueño que tanto necesitamos y por lo tanto crónicamente vamos perdiendo el sueño.

Así ya sea el trabajo, viajes, estrés o el exceso de cafeína, todos pueden afectar nuestro sueño y

la pérdida de sueño es acumulativa e incluso un mínimo por noche puede sumar y perturbar su estado de alerta durante el día, así como su rendimiento.

El uso de bebidas estimulantes que contienen cafeína para la privación del sueño puede crear un ciclo no deseado, por ejemplo si usted toma bebidas con cafeína porque tenga problemas para mantenerse despierto durante el día.
 

Pero la cafeína no le permite conciliar el sueño por la noche, limitando el período de tiempo que usted duerme y aumentando el número de veces que se despierta durante la noche, lo cual interfiere el sueño profundo, lo cual es grave, ya que nos levantamos cansados al día siguiente.

La mejor manera de romper este ciclo es reducir el consumo de estimulantes y agregar más horas de sueño cada día, debiendo tratar de evitar las bebidas con cafeína ocho horas antes de acostarse, ya que el organismo no almacena la cafeína, pero se requiere de muchas horas para deshacernos de sus efectos.


Escribe un comentario