Diversos condimentos para sustituir la sal en las dietas

El consumo de sal en nuestra dieta habitual es indispensable para el equilibrio alimentario, pero también es causa de problemas para las personas con hipertensión. La mayoría de los alimentos en su estado natural contienen sodio, algunos en pocas cantidades como las frutas y vegetales, otros en mayor cantidad como la carne de cerdo y mariscos.

El consumo de sal cuando realizamos un régimen dietario o un plan de mantenimiento, debe ir disminuyendo de a poco, de tal forma que nuestro paladar se vaya acostumbrando y para que las comidas resulten más sabrosas podemos emplear diversos condimentos.

>> Algunos sustitutos de la sal:

>> Especias: pimienta, pimentón, azafrán.

>> Aliáceos: ajo, cebolla, cebolleta, cebollino, puerro.

>> Ácidos: vinagre y limón.

>> Hierbas aromáticas: hinojo, comino, albahaca, estragón, laurel, tomillo, orégano, perejil y mejorana.


Escribe un comentario