Dieta y metas anuales

Metas anuales

Cada Año Nuevo la mayoría de las personas incluye en sus propósitos anuales bajar de peso y adquirir hábitos de vida más saludables. Sin embargo, conforme va pasando el año, a veces esos propósitos quedan en el olvido, recordándose sólo otra vez al término del año.

Por esto, es importante establecer metas alcanzables desde un principio, hacer un alto varias veces al año para evaluar los logros conseguidos y enfatizar de nuevo la meta siguiente. Por ejemplo:

Al comenzar el año.- Es en este momento cuando se plantea el objetivo mayor. Se recomienda dividir esta meta en 4; por ejemplo, si se desean bajar 10 kilos para la Navidad siguiente, se tendrían que bajar 2 kilos y medio cada 3 meses.

Esto quita un poco la presión de bajar rápidamente y permite concentrarse en metas más pequeñas.

A mitad del año.- Ya sea que los logros vayan a la perfección o que no haya mucho avance, este momento (entre Junio y Julio) es ideal para retomar el empuje. Con el verano a la vuelta de la esquina y el siguiente Año Nuevo más cerca, se puede replantear las metas:

Si de los 10 kilos sólo se llevan 2 adelgazados, aún es tiempo para dividir los 8 restantes en los meses siguientes (la meta sería ahora bajar 4 kilos de julio a septiembre y otros 4 de octubre a diciembre –lo que significa un poco más de un kilo por mes-).

Consejos:

  • Relájate.- Al tener una visión más amplia del año, la presión de bajar de peso se reduce automáticamente.
  • Confía y sé optimista.- Tienes que creer en ti mismo para poder lograrlo, pero no pasa absolutamente nada si en un mes en particular no se logra la meta alcanzada, ¡siempre hay otra oportunidad!
  • Prémiate.- No olvides celebrar los pequeños logros obtenidos y felicitarte por el esfuerzo realizado. Ya sea con tu comida favorita o yendo de compras, eso reforzará tus ganas de seguir en el proceso.

Imagen: flickr


Escribe un comentario