Dieta y las influencias negativas

Estar a dieta es algo muy personal, no obstante las personas cercanas a ti por lo general saben que estás pasando por ese proceso y, en ocasiones y aunque te quieran y tengan las mejores intenciones hacia ti, sus comentarios o falta de apoyo obstaculizan tu meta inicial.

En estos casos es importante saber neutralizar los comentarios negativos y de poca utilidad con respuestas amables y positivas. ¿Alguno de los ejemplos siguientes te resulta familiar o conocido?

– Saboteador de comida

Tu tía o amiga insisten en que pruebes el delicioso postre o que tomes otra rebanada, haciéndote sentir culpable si no lo haces, pues no deseas herir sus sentimientos. ¿Qué responder? “Por el momento ya no puedo comer más, pero si es posible me encantaría llevarme un poco a mi casa” (y lo puedes obsequiar a algún familiar).

– Pareja paranoica

Tu novio(a) o esposo(a) parecen brindarte poco apoyo o realizan comentarios negativos sobre tu peso; en realidad lo que puede estar detrás de este comportamiento es miedo a que si bajas de peso tus sentimientos por él o ella cambiarán. ¿Qué responder? “Me gusta verme y sentirme mejor para disfrutar más de nuestra relación” (y necesito que me apoyes).

– Mamá consentidora

Tu mamá te comenta que ya has bajado suficiente peso y que comienzas a verte demasiado delgada, pues cree que ella es la que sabe lo que mejor te conviene. ¿Qué responder? “Gracias mamá, pero aún deseo bajar unos kilos para tener más energía y sentirme más saludable”.

– Bromista mal intencionado

Un compañero de trabajo o amigo se burla de lo que ordenas en el restaurante o hace bromas sobre tu peso, lo que podría reflejar envidia de tu compromiso y autoestima. ¿Qué responder? Ríete un poco, aclara que te sientes de maravilla conforme vas adelgazando y cambia de tema.

Fuente: Weight Watchers Semanal

Imagen: flickr


Escribe un comentario