Dieta y anticoagulantes

02321

Cuando hablamos literalmente de adelgazar la sangre nos referimos a evitar que la formación de coágulos, función que cumplen los medicamentos anticoagulantes, para evitar un posible desenlace mortal como sucede comúnmente en los accidentes cerebro-vasculares o ACV.

Sin embargo estos medicamentos como la warfarina, pueden tener un lista de posibles interacciones medicamentosas, incluso con los alimentos que consumen, por ello si su médico le receta anticoagulantes, también se recomienda seguir una dieta especial mientras dure el tratamiento, por ello siempre consulte con su médico antes de hacer cambios en la dieta.

La vitamina K

La mayor consideración en una dieta para adelgazar la sangre es evaluar la cantidad de vitamina K que se consume, ya que es la que contribuye a la coagulación de la sangre y por lo tanto puede interferir con la eficacia de los anticoagulantes, por ejemplo si se está tomando warfarina o también conocida como Coumadin, su médico puede recomendarle restringir los alimentos ricos en vitamina K.

Por ello se deben tener muy en cuenta los alimentos que son ricos en esta vitamina coagulante y estos incluyen a la mayoría de las verduras de hoja verde, como los espárragos, brócoli, coles de Bruselas, repollo, cebolla, hojas de col rizada, lechuga, espinaca y nabo. La soja y su aceite también es rico en vitamina K.

Generalmente no se tiene que cortar la vitamina K por completo de la dieta, por lo cual es el médico el que determinará los niveles a consumir, para no dejar de lado alimentos que son muy importantes en la dieta para mantener la salud y que tal vez la contengan la vitamina en muy poca proporción.

Ciertas bebidas o jugos pueden afectar la capacidad diluyente de la sangre para trabajar, como es el caso por ejemplo del jugo de arándano, por lo cual se debe hablar con el médico, para determinar la cantidad de jugo de arándano que se puede consumir.

El alcohol también puede ser problemático cuando se está tomando anticoagulantes para la sangre, porque puede diluir la sangre y aumentar el riesgo de sangrado.

imagen: Flickr


Escribe un comentario