Dieta, porciones y obesidad

523

La obesidad en la actualidad representa una epidemia mundial, ya que ha ido en aumento alcanzando a todas las edades y niveles sociales a un ritmo vertiginoso, siendo una de las causas asociadas a esta condición el tamaño de las porciones.

Dado que el estómago humano necesita aproximadamente veinte minutos antes de emitir señales al cerebro indicándole que está lleno, cuando las porciones son grandes la gente sigue comiendo hasta que las termina, sin sentir sensación de plenitud, lo cual perjudica al control de peso.

En la actualidad los restaurantes y lugares de comida rápida han incrementado los tamaños de las porciones, agravando el problema, con el fin de aumentar su demanda comercial, por lo cual la gente se ve inducida a comer más y más.

Sin embargo este problema cada vez mayor, tiene que ver con la falta de educación nutricional adecuada que debe inculcarse desde la primera infancia, ya que si la gente supiera que las porciones solo deben ser suficientes para cubrir sus necesidades nutricionales diarias y se les instruyera sobre cómo combinar los grupos de alimentos, medir las porciones y equilibrar sus comidas, el problema de la obesidad no se hubiera elevado a su alarmante estado actual.

Por lo tanto ser consciente de cómo el incremento de las porciones puede dañar nuestra salud en el mediano plazo, es el paso más importante en la lucha contra el problema de la obesidad. Comer con prudencia o sea saber detenerse cuando se sienta apenas satisfecho, es la clave del control para fomentar hábitos nutricionales saludables o naturales.

Consejo saludable; debemos comprender que todos los supuestos regalos de las empresas alimentarias, en cuanto al incremento de las porciones, no son un beneficio para el consumidor, sino para ellos, ya que su meta se basa en el estimulo hacia el mayor consumo y toda persona que excede su peso siempre tiende a comer más, perjudicando su salud y beneficiando a las empresas.

Imagen: MF


Escribe un comentario