Dieta alta en grasas durante el embarazo, “niños hambrientos”

image Las mujeres que comen alimentos grasos durante el embarazo podrían aumentar de forma permanente el apetito de sus hijos, llevándolos a comer en exceso y por lo tanto a la obesidad, según los científicos.

Los investigadores creen que una dieta alta en calorías durante el embarazo podría cambiar permanentemente el cerebro del feto y hacer que anhelen los alimentos ricos en grasa posteriormente en su vida.

Esto a su vez induce a pensar que un niño adquiera con mas facilidad sobrepeso o sufra de obesidad, junto a otras condiciones relacionadas.

En un estudio realizado en animales de laboratorio, el equipo de investigación de la Universidad Rockefeller de Nueva York encontró que la exposición a una dieta alta en grasas durante el embarazo produce cambios permanentes en el cerebro de la progenie.

Han demostrado que la exposición en el corto plazo a una dieta alta en grasa, afecta produciendo cambios en las neuronas permanentes del feto y que luego aumentaría su apetito por la grasa", dijo el autor principal Sarah Leibowitz, que dirige el Laboratorio de Neurobiología del Comportamiento de la Universidad .


Escribe un comentario