Diente de leon contra el colesterol y la obesidad

01

El diente de león es una hierba medicinal utilizada desde la antigüedad para tratar distintas dolencias, destacando su uso sobre las de carácter digestivo, además de consumirse como un alimento muy rico en nutrientes, principalmente calcio y vitamina A.

Esta hierba medicinal que crece en estado salvaje prácticamente en todo el mundo, ha sido utilizada por las milenarias medicinas orientales, para tratar enfermedades hepato-biliares, desnutrición, osteoporosis y enfermedades cardiacas entre otras, pero en la actualidad sus beneficios se extienden al tratamiento de las grasas corporales y además se han comprobado efectos beneficiosos sobre ciertos tipos de cáncer, gracias a su riqueza en vitamina A.

Por lo tanto esta riqueza en vitaminas, minerales y micronutrientes, hacen del diente de león una planta muy especial para tratar muchas áreas diferentes, pero su capacidad hipolipemiante es la que regula y reduce los niveles de grasas corporales, actuando puntualmente sobre el colesterol y los triglicéridos, ambos relacionados al sobre peso y las enfermedades circulatorias que derivan en problemas cardiacos, ACV, hipertensión arterial, diabetes, entre otras.

Su contenido de inulina es la que brinda efectos positivos en lo que respecta al control de peso y la diabetes, ya que se encarga de convertir en fructosa, los azucares y ésta no usa la insulina (hormona pancreática que regula los niveles de azúcar en el organismo), resultando en un aumento más lento del azúcar en la sangre, controlando los niveles de glucosa por lo cual posee un alto poder hipoglucemiante, extremadamente importante para el tratamiento o control diabético.

El potasio junto con el magnesio, contenidos en el diente de león han demostrado su capacidad para ayudar a disminuir la presión arterial y reducir el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV). Esta hierba alimenticia y medicinal, se puede consumir naturalmente como ensalada (es de sabor amargo), en forma de sucedáneo del café (por el secado y tostado de sus raíces), té por infusión o en forma de Fito-extracto, este último bajo recomendación profesional.


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario