Diabetes y edulcorantes

 Diabetes

A pesar de la diabetes, se puede ser un gourmets… y los edulcorantes pueden ser unos magníficos aliados para disfrutar de un auténtico placer al paladar sin sufrir ningún tipo de riesgos, y es que la mayoría de estos aditamentos no tienen ningún tipo de impacto sobre las tasas de azúcar en sangre.

El diabético se define por las tasas de glucosa en sangre, cuando estas son demasiado elevadas: más de 1,26 g en ayunas. Esto se debe, según el tipo de diabetes, bien a la casi total ausencia de producción de insulina por el páncreas, bien pop la ineficacia de la insulina producida.

El resultado es el mismo: los glúcidos consumidos, en forma de pan, féculas, fruta, o repostería, se acumulan en la sangre, es decir en la orina, y no consiguen llegar a los órganos que necesitan este tipo de carburante.

Durante años se ha aconsejado a las personas diabéticas que limitaran lo más posible el aporte en glúcidos. Pero, esto se traducía en unos regímenes hiperlipídicos (demasiado grasos), favoreciendo la hipercolesterolemia y la aparición de incidentes cardiovasculares.

Hoy en día, se recomienda una alimentación normoglucídica, pero con ciertos peros: un reparto del consumo de glúcidos a lo largo de toda la jornada, sobre las 3 y 4 comidas, y una elección de los glúcidos a digestión lenta, que no suban brutalmente y significativamente la glicemia: en la práctica, se trata de cosumir alimentos compuestos a base de cereales integrales, antes de refinados.

También se aconseja el consumo de frutas, aunque siempre en medio de la comida, y no fuera de ellas. En cuanto a los productos azucarados, azúcar blanca, pasteles, etc… no se debe desechar, pero se deben comer de manera moderada, y siempre en medio de una comida completa.

Más información – Fruta y verdura contra la diabetes


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario