Cinco razones para no saltarse el desayuno

Desayuno

Existe la creencia de que saltarse comidas ayuda a perder peso, pero eso no sólo es una gran mentira, sino que además, en el caso del desayuno, puede tener consecuencias importantes para la salud, como las que repasamos a continuación.

Energía: El desayuno nos aporta los nutrientes necesarios para afrontar el día con unos niveles de energía de garantías. Las tostadas de pan integral, los cereales, la leche y la fruta nos aportan fibra, minerales y vitaminas que nuestro cuerpo necesita por la mañana.

Concentración: Cuando el estómago esta vacío, resulta mucho más complicado concentrarse tanto en el trabajo como en la escuela. No podemos rendir al máximo si tenemos hambre.

Sobrepeso: Muchos estudios sobre los hábitos alimentarios de las personas han demostrado que aquellas que se saltan el desayuno son más propensas a engordar que las que no lo hacen. Las razones son que no tomar el desayuno a menudo provoca que se coma en exceso durante el resto del día y anima al cuerpo a almacenar calorías.

Metabolismo: El desayuno ayuda a activar el metabolismo después de las horas de sueño. Y recordemos que un metabolismo rápido nos permite quemar más calorías durante el día.

Prevenir enfermedades: Saltarse esta comida aumenta el riesgo de colesterol alto, obesidad, hipertensión arterial y diabetes, que son factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades del corazón.

En resumen, desayunar es un hábito fundamental para gozar de unos buenos niveles de energía, una concentración adecuada, un metabolismo a pleno rendimiento y prevenir enfermedades. Así que intenta no saltarte nunca el desayuno.

Más información – Para mejorar la concentración, nueces, cereales integrales y aceite de oliva

Foto – daftorquay.com


Escribe un comentario