Desarrollo muscular para quemar calorías

 Ejercicio

Estéticamente hablando, la masa muscular es más agradable de ver que la masa grasa. Un cuerpo musculoso, con curvas definidas parece más firme y más joven. Al contrario, la masa grasa en exceso ofrece un aspecto irregular en la superficie de la piel. El cuerpo parece más pesado y flácido, y el grano de la piel degradado (con aumento de celulitis, el tejido celular se relaja).

Desde hace tiempo sabemos que la grasa en exceso es peligrosa para el sistema cardiovascular, sobre todo cuando se concentra alrededor del abdomen. En términos de adelgazamiento, la masa muscular se presenta como un aliado de choque y el secreto de un vientre plano. Incluso inactivos, los músculos consumen en efecto más calorías que las células adiposas. Dicho de otra forma, cuanto más musculoso se está, más calorías se queman.

Un argumento que debería animarnos a hacer ejercicio. Además, con la edad, las cosas se complican. La masa muscular pierde volumen, y la masa grasa aumenta. A partir del momento que el vientre empieza a coger volumen, empezamos a querer someternos a un régimen. La idea es efectivamente buena, puesto que reduciendo los aportes calóricos diarios, se empuja al organismo a quemar sus reservas. Pero, haciendo ejercicio, se activa la quema de grasas en beneficio del desarrollo de los músculos.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario