Depresión durante el invierno

Melancolía invernal

El invierno trae consigo cosas muy positivas como las fiestas decembrinas, la alegría de pasar tiempo con la familia y la oportunidad de reflexionar sobre el año que ha pasado y más importante aún, sobre el que está por llegar.

Sin embargo esta época del año también puede producir letargo, niveles bajos de energía en el cuerpo y, en los peores casos, sentimientos de tristeza, melancolía y depresión –aunque no haya una causa aparente-, para lo cual existen varios remedios fáciles de hacer:

  1. Hacer ejercicio.- La temporada invita a pasar horas frente a la televisión tomando un chocolate caliente, no obstante el ejercicio ayuda a mejorar el ánimo, a incrementar la energía y a disfrutar de una sensación de bienestar.
  2. Levantarse temprano.- Despertarse entre las 6 y 8 de la mañana es más benéfico que quedarse hasta tarde en la cama pues esto eliminará la sensación de pereza.
  3. Cuidar la alimentación.- Algunos alimentos son ideales para combatir un sentimiento ligero de depresión, tales como: arroz integral, manzana, pepino, germen de trigo, algas, alfalfa, melón, espárragos, ajo y vinagre de manzana. Se deben evitar lácteos como helado, leche, yogur y queso amarillo, pues disminuyen la energía.
  4. Terapias alternativas.- Prácticas como las flores de Bach, la acupuntura y el shiatsu son recomendables para la depresión: las flores de Bach alivian sentimientos como el miedo y la angustia; la acupuntura restablece el sistema de energía vital del cuerpo y el shiatsu (presión con los dedos) restaura el equilibrio físico y energético de la persona.
  5. Pensar positivo.- El Dr. Robert Sbovoda advierte sobre los pensamientos negativos que se repiten en nuestra mente una y otra vez, para lo cual sugiere identificar aspectos positivos de nuestra vida y de esa forma inhalar varias veces el pensamiento positivo mientras se exhala el negativo hasta que éste desaparezca.

Fuente: Salud y Bienestar

Imagen: flickr


Escribe un comentario