Curcuma, beneficios y cuidados


Además de aliviar el síndrome del intestino irritable, proteger el hígado y mejorar la digestión de las grasas, la curcumina que es  el componente activo de la cúrcuma, ha demostrado que tienen efectos anti-tumorales.

Esta especia tan apreciada de Asia especialmente en la India, ya que forma parte de una mezcla muy especial llamada curry, en la actualidad a sido sometida a diversos estudios, descubriendo las propiedades ya mencionadas, pero además también prevendría el Alzheimer, según una de las últimas investigaciones realizadas en los EE.UU.

Pero mientras que en cantidades moderadas es muy aconsejado su consumo, su exceso en más de 100 mg de la especia a diario podría provocar úlceras estomacales.

La cúrcuma también puede diluir la sangre, así que grandes cantidades lo afectaría cuando se tiene algún tipo de trastorno hemorrágico o se está a punto de someterse a una cirugía, como también en los casos que se tome medicación que adelgaza la sangre (tratamientos anticuagulantes).

Las dosis altas pueden reducir los niveles de azúcar en la sangre, así que no se recomienda para los diabéticos.


Escribe un comentario