Cuidados naturales a base de propóleo

propoleo

El propóleo es una sustancia producida por las abejas a partir de resinas diversas y vegetales, obtenidas de la cera y de su propia saliva, y a partir de materias resinosas recogidas por las abejas sobre los brotes entreabiertos de diferentes árboles. Esta resina vegetal es utilizada por las abejas como antiinfeccioso para sanear la colmena.

El propóleo, puro o líquido, es conocido desde la antigüedad por sus efectos beneficiosos en el tratamiento y la prevención de las afecciones respiratorias. Se trata pues de un antibiótico y un cicatrizante muy activo.

El propóleo favorece la curación de las quemaduras, las heridas y las enfermedades diversas de la piel como el eczema. El color del propóleo varía del amarillo claro, al negro. Tiene un olor dulzón y un gusto fuerte y generalmente poco agradable.

El propóleo es cosechado por los apicultores raspando los marcos, las paredes y las rejas que se ponen sobre la parte superior de las colmenas. La frescura del propóleo es muy importante para poder beneficiarse de todas sus virtudes terapéuticas.

El propóleo se encuentra bajo formas muy diferentes en los comercios (farmacias, parafarmacias y herboristerías): en polvo, en goma de mascar, en tabletas, tinturas madres, infusiones, jarabes, dentífricos, aceites, pulverizadores, cápsulas, pomadas, pastillas…


Categorías

Enfermedades

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario