Cuidado con la hipoglucemia

 Pan y cereales

Cansancio, náuseas, palpitaciones… independientemente de la hora que sea, sufrís estos síntomas que se suelen repetir con frecuencia. ¿El problema? Quizás se trate de una hipoglucemia. Generalmente se debe a una comida muy ligera, o pobre en glúcidos. Esta falta de azúcar puede, sin embargo, ser evitada. Veamos algunos trucos para no desfallecer por inanición.

Estrés, comida demasiado ligera, medicamentos… Las causas de la hipoglucemia pueden ser muchas. No obstante, el mecanismo es siempre el mismo: una falta de azúcar en la sangre y particularmente a nivel del cerebro.

En el organismo, la tasa de azúcar en sangre, o glucemia, es un parámetro regulado en permanencia. Esquemáticamente, esta cantidad está controlada por dos hormonas: la insulina y el glucagón. Después de comer, el azúcar de los alimentos pasa a la sangre. La glicemia aumenta.

El páncreas secreta entonces la insulina, hormona que provoca el control de los excesos de azúcar en las células, del hígado concretamente, donde será almacenada en forma de glicógeno. Inversamente, cuando hace tiempo que hemos comido, los músculos toman azúcar de la sangre. Si estas tasas son muy bajas, el páncreas secreta el glucagón, que conlleva la liberación de glucosa del hígado hacia la sangre.

La hipoglucemia se traduce por una serie de vértigos, de sudores fríos o de palpitaciones. Se suele producir algunas horas después de la comida, cuando la tasa de azúcar en sangre baja sin ser compensada demasiado rápido por el organismo.

Más información – Los beneficios de comer manzanas


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario