Cuida tu dieta al viajar

Santorini

Se acercan la primavera y el verano y con ellos la oportunidad de salir de viaje durante Semana Santa o en las vacaciones de mitad de año, razones poderosas para cuidar la línea desde hoy, pero también para no descuidar la dieta durante el viaje que se realice.

Y, aunque las tentaciones sean muchas, no se trata ni de ceder a todas ellas ni de comer un menú estricto e insípido, sino más bien de encontrar el balance entre lo delicioso, lo saludable y lo dietético. Pudiendo así disfrutar del viaje, sin estar pensando en una dieta restrictiva. Para lograrlo prueba los siguientes consejos:

Planea tu menú.- En la medida de lo posible, trata de planear lo que deseas comer durante cada día -en cada comida del día-; quizás prefieras un desayuno a base de frutas para poder ingerir más calorías en la comida o en la cena, o quizás evitar el pan como entrada durante la comida para pedir un delicioso postre tradicional.

Carga tentempiés.- Compra en el mercado local o lleva desde tu casa refrigerios saludables que incluyan frutas, verduras, barras energéticas, nueces y semillas; de esta forma podrás comerlas a medio día y durante la tarde para mantenerte satisfecho y reservar lo mejor para las comidas principales.

Muévete.- Un viaje siempre es el momento ideal para ejercitarte: caminar durante horas, nadar en piscinas o en el mar, practicar senderismo o subir pendientes son sólo algunas de las opciones disponibles para los turistas y aventureros. Esto te permitirá disfrutar más del lugar, y de paso quemar muchas calorías extras que podrás recuperar comiendo delicias gastronómicas.

Por último, recomendamos ampliamente que elijas comida que sólo puedes disfrutar en ese viaje en lugar de comida que normalmente comes todos los días para que realmente valga la pena tu experiencia culinaria y dietética.

Fuente: Weight Watchers Semanal

Imagen: flickr


Escribe un comentario