Cuida lo que guardas en tu refrigerador

Uno de los aspectos más importantes a la hora de realizar dieta o de empezar a comer de manera más saludable, es evitar tener al alcance cualquier tipo de tentación alimenticia pues en un momento de debilidad es muy probable que recurras a ella.

Por el contrario, si se guardan en el refrigerador alimentos saludables y dietéticos no va a importar que tengas mucha hambre o algún antojo pues cualquier elección que hagas será buena y benéfica. Para lograrlo sigue estos consejos:

Planeación.- Elabora tu menú semanal, haz una lista detallada con todos los ingredientes necesarios y apégate a esta lista cuando vayas al supermercado (de esta forma no deambularás por pasillos peligrosos como el de galletas o refrescos).

Cocinar anticipadamente.- Elige un día de la semana –se recomienda el fin de semana- para cocinar: lava, pela y parte frutas y verduras y prepara platillos saludables como arroz integral con vegetales, para que durante la semana no busques opciones de comida rápida por falta de tiempo.

Porciones pequeñas.- Una vez hecho el punto anterior, refrigera y congela porciones pequeñas de toda tu comida para que no caigas en la trampa de comer de más. Utiliza bolsas o recipientes de plástico para separar frutas, verduras, guisados e incluso postres.

Sustituye productos.- Elimina todos los productos lácteos normales por versiones bajas en grasa (o sin grasa) con lo que podrás agregar leche, crema, yogur, mantequilla y queso a tu dieta diaria sin sentirte culpable.

Tentempiés.- Por último, no olvides incluir en tu planeación semanal refrigerios para media mañana o la tarde que eviten que comas algo más fuerte. Puedes optar por zanahorias baby, galletas integrales bajas en calorías o tofu, opciones que además de no engordar son muy saludables.

Fuente: Weight Watchers Semanal

Imagen: flickr


Escribe un comentario