Cuatro variedades de té sin cafeína para cuidar tu piel

Taza de té de menta

Últimamente se habla mucho de alimentos y zumos que potencian la belleza, sin embargo, una de las mejores herramientas que la naturaleza pone a nuestra disposición con ese propósito continúa siendo el té de toda la vida, pero dado que el mejor momento para tomar este tipo de bebidas es antes de ir a dormir y lo último que queremos es tener problemas para coger el sueño, hemos pensado para este artículo reunir cuatro variedades de té sin cafeína con propiedades antienvejecimiento.

Tras el salto ofrecemos cinco variedades de té sin cafeína, los cuales, tomados antes de ir a la cama, nos ayudarán a lograr una buena hidratación, así como a calmarnos, lo que es sin duda un broche de oro para el día.

Té de menta: Es un gran aliado en lo que se refiere a la digestión, ya que ayuda al cuerpo a procesar los alimentos con mayor rapidez. Las digestiones fáciles tienen un efecto positivo sobre la piel, iluminándola y aportándole vigor.

Té de Moringa: Es una bebida poco conocida, pero se trata de una de las mejores alternativas para el té verde si lo que buscamos es evitar la cafeína. Además, nos asegura una explosión de antioxidantes que nos ayudarán a frenar el envejecimiento de la piel.

Té rojo: Aparte de antioxidantes, el té rojo también aporta zinc, un nutriente fundamental para conseguir una piel limpia y unos cabello y uñas fuertes. Si deseas un té sin cafeína para prevenir las arrugas y el acné, este es el tuyo.

Manzanilla: Dado su efecto relajante, el té de manzanilla es perfecto para tomarlo antes de ir a dormir. A menudo se recomienda a personas con ansiedad o insomnio por sus cualidades sedantes. Y es ahí donde radica su poder de belleza, ya que el buen descanso continuado se traduce casi siempre en una piel bonita y saludable.


Escribe un comentario