Cuatro trucos para comer más verdura

verduras

En los últimos años, el mensaje acerca de lo importante que es llevar unos hábitos alimentarios saludables ha cogido mucha fuerza entre la población. Sin embargo, comer más verdura sigue siendo la principal asignatura pendiente de muchas personas.

Los siguientes trucos te ayudarán a aumentar tu ingesta de verdura de una manera sencilla y agradable para el paladar (ya no tendrás que enfrentarte a un plato repleto de verde para alcanzar la cantidad mínima diaria).

¿Quién dijo que la verdura no se lleva bien con el desayuno? Prepárate una tortilla y añádele espinacas, col rizada o acelgas. Una primera comida del día que no puede ser más saludable y nutritiva.

Si te gusta preparar tus propios burritos en casa, utiliza hojas de col para enrollarlos en lugar de la típica tortilla de harina de trigo. Escáldalas en agua hirviendo durante 30 segundos y sécalas antes de rellenarlas con tus ingredientes favoritos. Una idea excelente para el almuerzo.

Toma un zumo verde para merendar. Mezcla verduras de hoja verde, como las espinacas y los canónigos, con fruta (la papaya es ideal) y un trocito de jengibre. Añádele agua de coco si no te gusta espeso y un puñadito de hielo picado para que esté más fresco durante los meses de calor.

Los fines de semana solemos descuidar la ingesta de verdura, pero no tiene por qué ser así. Este grupo alimentario también tiene cabida en las recompensas semanales, como son las pizzas y las hamburguesas. Introduce siempre algunas hojas verdes en tus bocadillos y asegúrate de que tus pizzas no son solamente carne y salsas, sino que también hay presencia del verde.


Escribe un comentario