Cuatro remedios naturales contra las náuseas

Manzanas

Las náuseas pueden darse por numerosos motivos. El más habitual es cuando un alimento nos sienta mal, ya sea porque no lo toleramos del todo bien o porque hemos tomado una cantidad excesiva.

A pesar de que una de las últimas cosas que nos apetece hacer cuando sentimos náuseas es comer, lo cierto es que la ingesta de determinados alimentos puede aliviar este desagradable estado. A continuación, destacamos algunos de los alimentos más efectivos para aliviar las náuseas:

Manzana: Su fibra puede ayudarnos a combatir los químicos que nos están provocando las náuseas, aunque comérsela de una vez puede hacer que nos sintamos todavía peor. Nuestro consejo: dividirla en porciones e ir ingiriéndolas a lo largo del día.

Jengibre: Hay estudios que demuestran que las cápsulas de jengibre en polvo reducen las náuseas y los vómitos. Si no tienes a mano cápsulas, prueba con una infusión de jengibre o un ginger ale.

Frutos secos: Las náuseas pueden llevarnos a saltarnos alguna que otra comida, lo que hará que estas sean todavía peores. Para ponerle remedio, los frutos secos son una excelente opción debido a su riqueza en proteínas, que rellenarán nuestros depósitos de energía.

Menta: Se tarta de uno de los remedios más antiguos y conocidos contra las náuseas, principalmente porque casi siempre suele funcionar. La podemos tomar en forma de infusión o incluso optar por masticar un par de hojas de menta fresca.


Escribe un comentario