Cuatro razones para añadir miel a la leche o el té

Miel

Con la llegada del frío, nuestro organismo nos demanda bebidas calientes con el fin regular la temperatura corporal de manera natural. Un té o un vaso de leche son sólidas opciones en este sentido, las cuales multiplicarán sus beneficios si le añadimos miel en lugar de azúcar.

Y es que la miel representa una serie de ventajas muy interesantes para la salud de las personas. Veamos cuales son las cuatro más importantes:

Sistema inmunológico: Dados sus poderes antioxidantes y antibacterianos, la miel puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico. Uno de los efectos es una mayor resistencia al resfriado común.

Digestión: Los problemas digestivos pueden verse aliviados con este alimento, incluidos el estreñimiento y las úlceras. No en vano, ha sido uno de los remedios caseros más populares para este propósito durante siglos.

Inflamación: La miel ha demostrado reducir la inflamación y el dolor causado por la artritis, especialmente si se mezcla con vinagre de sidra de manzana.

Energía: Como sucede con todos los azúcares, la miel representa una inyección de energía, aunque es una opción más saludable que el azúcar y muchos de sus sustitutivos.


Escribe un comentario