Cuatro consejos para evitar los atracones que no te dejan perder peso

Hamburguesa con patatas

Evitar los atracones es una de las claves a la hora de perder peso, pero ¿es posible luchar contra los impulsos de nuestro cerebro? Aquí te daremos una serie de consejos que te ayudarán a lograrlo.

Comer más a menudo: Aunque parezca contradictorio, para evitar los atracones, uno de los principales métodos que existen es comer más a menudo, cada tres o cuatro horas y en pequeñas cantidades. Lo que conseguimos con ellos es mantener el cuerpo satisfecho y alejar de nuestros pensamientos el picoteo y las comidas poco saludables.

Aumentar la cantidad de fibra: La necesidad de darnos un atracón desaparecerá de nuestra mente si incluimos en nuestra dieta alimentos ricos en fibra, los cuales saciarán nuestro apetito, ayudándonos a controlar el hambre y, en último término, a perder peso. Prueba a comer una manzana durante el almuerzo o la merienda u otros alimentos saludables ricos en este nutriente.

Aumentar la cantidad de proteínas: Al igual que la fibra, las proteínas nos mantendrán alejados del pensamiento de los atracones gracias a que necesitan más tiempo para digerirse, por lo que nos sentimos llenos durante más tiempo.

Beber agua regularmente: Si eres de los que bebe suficiente agua durante el día, no necesitas aplicar este consejo, pero si perteneces al grupo de los que no se consideran muy aficionados al H2O, es probable que necesites aumentar la cantidad de agua que bebes cada día para frenar el impulso de los atracones. Prueba a beber un vaso cada 30 minutos aproximadamente para controlar el hambre.


Escribe un comentario