¿Cuántos helados se pueden comer en verano?

Helado de crema

Los helados nos ayudan a encarar mejor las altas temperaturas del verano, pero no hay que perder de vista que un helado de crema normal aporta entre 200 y 350 calorías por cada 100 gramos. Las las versiones light y los polos de hielo tienen un valor calórico inferior, alrededor de la mitad, aunque tampoco conviene abusar de ellos si no se desea engordar.

Por esa razón, es importante llevar la cuenta del número de helados que ingerimos, intentando no sobrepasar la cantidad recomendada por los nutricionistas, que es de dos a la semana como máximo para los helados de crema y uno al día si es un polo de hielo, eso sí, siempre que sea el único dulce del día.

Al contener menos grasa, los polos de hielo no son tan perjudiciales para la línea, aunque no hay que olvidar su alto contenido en azúcar, lo que obliga igualmente a que vayamos con cuidado para no abusar y que eso repercuta negativamente en el peso.

Para disfrutar de los helados durante el verano y no caer en el exceso, debemos llevar la cuenta de cuántos helados comemos a la semana. En el caso de los más populares, los cremosos, cuando alcancemos las dos unidades de una bola o en vaso pequeño, no volveremos a ir a la heladería a por más hasta la semana siguiente.

Ganaremos muchos puntos en el terreno psicológico si los dosificamos de manera adecuada, reservándolos siempre para dos días de la semana determinados, convenientemente espaciados. Por ejemplo, lunes y viernes. Y es que si agotamos nuestras dos raciones de helado de crema demasiado pronto, es muy probable que acabemos sucumbiendo a la tentación una tercera vez antes que finalice la semana, sobre todo si nos encontramos por ahí de diversión, y eso es algo que al cabo de unos meses puede notarse y mucho, en forma de sobrepeso.


Escribe un comentario