¿Cuáles son los beneficios de albaricoques secos?

Albaricoques

Comer albaricoques secos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. De hecho, los albaricoques secos proporcionan al organismo una cantidad adecuada de potasio que ayuda a mantener un buen ritmo cardíaco y regular la presión arterial. Rico en potasio y bajo en sodio, los albaricoques secos son un remedio que es a la vez eficaz y natural contra la hipertensión.

Con alto contenido en vitamina A y betacaroteno, los albaricoques secos son excelentes para la vista. Consumir varios albaricoques secos al día permite a las personas mayores evitar la degeneración macular, un deterioro de la visión relacionada con la edad. Al mismo tiempo, fortalecen los nervios ópticos de los ojos.

Aparte de los beneficios de los albaricoques secos para los ojos, estos proporcionan vitamina A que también es esencial tener una piel bonita. Protege la piel de todas las agresiones y en especial de la luz solar. Además, la vitamina A y los carotenos contenidos en los albaricoques secos ofrecen un aspecto de cara saludable.

Comer albaricoques secos a diario permite consumir la ración diaria de hierro. De hecho, el hierro es útil para estimular la producción de glóbulos rojos en la sangre y por lo tanto permitir que el cuerpo se oxigene adecuadamente. Una dieta rica en hierro evita cualquier riesgo de anemia.

Los albaricoques secos son una verdadera mina de antioxidantes, siendo estos últimos esenciales para fortalecer el sistema inmunológico.


Escribe un comentario