¿Cuál va más contigo? Bicicleta convencional o bicicleta estática

Ciclismo en el campo

Para gozar de una buena salud, es fundamental practicar a menudo ejercicio cardiovascular, el cual impide que nuestros órganos se debiliten a la vez que nos ayuda a deshacernos de la grasa indeseada. También conocido como cardio o ejercicio aeróbico, podemos beneficiarnos de sus ventajas de muchas formas. En esta nota recomendaremos la bicicleta.

Sin embargo, a la hora de practicar ejercicio cardiovascular, podemos elegir entre bicicleta convencional y bicicleta estática, ambas con sus pros y sus contras. Averigua aquí cuál de las dos va más contigo:

Bicicleta convencional: Si te gusta pasar tiempo al aire libre, este es el tipo de bicicleta ideal para ti. Podrás quemar un montón de calorías y poner a punto tu sistema cardiovascular mientras das un reconfortante paseo sobre dos ruedas. Practicarlo en el interior de las ciudades es lo más cómodo y rápido, pero lo mejor es llevar nuestra bici al campo para librarnos del tráfico y la contaminación. Por tanto, recomendamos la bicicleta convencional a aquellos que dispongan de bastante tiempo libre, sobre todo si va a ser tu único método de entrenamiento.

Bicicleta estática: Muchos la ven como un mero sucedáneo, aunque también puede interpretarse como una máquina que nos pone en bandeja lo mejor del ciclismo para que podamos acceder a sus beneficios sin emplear más tiempo del necesario. Es ideal para los que tienen una agenda apretada, ya que todo lo que tienen que hacer es subirse a ella durante 30 o 40 minutos diarios, y es en general más económico, ya que requiere de menos equipación y mantenimiento, pero también es cierto que no tiene ni punto de comparación con la experiencia de conducir nuestra bici por la calle. Recomendamos la bicicleta estática a lo que disponen de poco tiempo para dedicar al cardio.


Escribe un comentario