Cosas que las personas de la tercera edad pueden hacer para prevenir la depresión

Mujer madura saludable

Un elevado número de personas de la tercera edad corren el riesgo de desarrollar depresión a causa de la falta de retos mentales y físicos que suele producirse después de la jubilación.

Construir unas barreras sólidas que les impidan caer en la depresión debe ser uno de los principales objetivos de todas las personas de la tercera edad, pero ¿cómo conseguirlo? Aquí ofrecemos una serie de consejos que casi siempre dan buen resultado a la hora de llevar una vida rica y plena después de los 60.

Movimiento: Ir a dar un paseo diario o asistir a clases de baile, aeróbic, pilates, etc, es esencial para mantener saludables tanto el cuerpo como la mente. Las limitaciones físicas no deben ser una excusa; siempre hay una forma de adecuar el tipo de ejercicio a la persona. Lo importante es no dejar nunca de moverse.

Socialización: Los centros para personas de la tercera edad ofrecen la oportunidad de hablar con personas con las que se comparten intereses comunes en las diferentes clases que se imparten, que van desde la artesanía hasta la informática. Crear nuevas amistades es un antidepresivo realmente eficaz.

Estudio: Nunca es tarde para obtener un nuevo título o diploma. Volver a estudiar es un reto mental que mantendrá alejados los pensamientos negativos que llevan a la depresión. Y si lo tienes difícil para desplazarte hasta el centro, siempre puedes sacarte el título en línea.

Mascotas: Los animales de compañía han demostrado ayudar a reducir la depresión y la ansiedad en personas de la tercera edad. Además de proporcionarles cariño y compañía, los gatos y perros también les dan algo que hacer: sacarlos a pasear, ponerles de comer, cepillarlos… Y mantenerse ocupado es una de las bases para prevenir la depresión.


Escribe un comentario