Cosas a tener en cuenta sobre el aceite de oliva

Aceite de oliva

Recientemente, resaltábamos las propiedades beneficiosas del aceite de oliva en relación con la salud ocular, con motivo de la publicación de un estudio de la Universidad de Sidney. Hoy añadiremos algunas cosas más a tener en cuenta sobre este producto.

Comencemos por destacar que el aceite de oliva, así como el resto de variedades de aceite, son un tipo de grasa, que en función de cómo se trate puede ser beneficiosa para nuestra salud o perjudicial, razón por la que hay que tener cuidado con las cantidades y, sobre todo, con la forma de cocinarlo.

Y es que el aceite de oliva crudo y en pequeñas cantidades –unas dos cucharadas soperas al día– protege nuestros órganos, sin embargo cuando es sometido a un proceso de cocción se transforma en ácidos grasos saturados que son perjudiciales para la salud cardiovascular.

De esta forma, cuando al aceite de oliva se refiere, todos los expertos en nutrición coinciden en recomendar no abusar de este para cocinar frituras, aunque lo sostienen como un elemento imprescindible en cualquier dieta, pero sólo si es tomado crudo.


Escribe un comentario