¿Correr te da hambre? Prueba estos tentempiés para después del ejercicio

Batido de chocolate

Dejar preparados algunos tentempiés para después del ejercicio es casi tan importante como salir a hacer deporte, ya que estas comidas, como veremos más adelante, nos ayudarán a cerrar el círculo que se abre cuando empezamos a quemar las primeras calorías durante la sesión.

Tras el salto te ofrecemos cuatro ideas sencillas (no se trata de elaborar platos que nos quiten demasiado tiempo) que estamos seguros de que os serán de gran utilidad a los que os entrenáis de manera regular:

Frutos secos: Las almendras, nueces y pistachos representan una fuente rápida de proteínas que, además de saciar tu apetito, ayudará a las fibras musculares de tu cuerpo a recuperarse más fácilmente.

Batido de chocolate: Pocas comidas hay mejores para reabastecer el cuerpo de proteínas, carbohidratos y calorías que un buen batido. En este caso recomendamos el de chocolate debido a la gran inyección de energía que nos dará después de una sesión de ejercicio matutina, pero las posibilidades de esta bebida son infinitas, tanto en lo que se refiere a los ingredientes como al tipo de leche, que puede ser de origen animal o vegetal.

Tortilla francesa: Dado que los huevos contienen la forma de proteína que el cuerpo absorbe más rápidamente, este alimento nos será de gran ayuda en la recuperación muscular. Recomendamos la tortilla francesa, pero también podemos echar uno al batido. En este caso, también existen muchas posibilidades, al igual que sucede con el batido.

Panecillo integral con mantequilla de cacahuete: Este es otro de nuestros tentempiés para después del ejercicio favoritos, ya que es sabroso y muy rico en nutrientes, pero recuerda que el panecillo debe ser integral (nada de harinas refinadas).

Es algo muy habitual sentir hambre después de correr, montar en bicicleta, hacer natación o cualquier otro tipo de deporte, ya que, como hemos apuntado en más de una ocasión, los depósitos de energía de nuestro cuerpo no duran para siempre y el hambre es la forma que tiene nuestro organismo de decirnos que hay que ha llegado el momento de parar a repostar.

Foto – flickr


Escribe un comentario