Correr en exceso y salud cardiaca

52

Correr es el ejercicio predilecto a la hora de decidir comenzar un programa de entrenamiento para la mayoría de la gente, ya que no requiere de equipo especial ni lugar determinado para llevar a cabo la actividad, por lo cual es muy simple, sin embargo requiere de control para evitar el exceso y sus consecuencias, principalmente a nivel cardiaco.

Según estudios llevados a cabo en la Universidad de Melbourne, Australia, se ha demostrado que el ritmo y el exceso de duración, como es el caso de las maratones, puede aumentar el riesgo a padecer un daño permanente a nivel cardiaco.

Los especialistas señalaron que este ejercicio utiliza demasiada energía, cuando se llega a correr maratones, pudiendo llevar a generar una afección en el ventrículo o el lado derecho de las válvulas del corazón, siendo los rasguños un factor importante que conduce a complicaciones de salud.

El ventrículo derecho del corazón es más susceptible a lesiones por ejercicio excesivo, representando una preocupación importante para los especialistas clínicos, dijeron los investigadores, ya que estas condiciones reducen el rendimiento del corazón y puede causar latidos irregulares o arritmia.

El estudio se llevó a cabo sobre 40 atletas que no tenían antecedentes de problemas cardíacos, después de una carrera se observó un cambio de forma en el corazón de los atletas, así como el volumen o agrandamiento del órgano, así como la disminución de la función ventricular derecha.

El cuerpo humano no está diseñado para hacer ejercicio fuerte durante 11 horas sin parar, ya que esto daña al corazón, dijeron los investigadores, siendo el ventrículo derecho una de las cuatro cámaras del corazón que bombea sangre para el funcionamiento de los pulmones y la aparición de tejido cicatrizal puede debilitar sus funciones y eficacia, conduciendo a insuficiencia cardíaca.


Escribe un comentario