Controlar el apetito para no engordar

 Dieta

Mantenerse en el peso no sólo una cuestión de elección de los alimentos y de la práctica regular de algún deporte. Es esencial controlar el apetito para mantener un cuerpo firme y esbelto durante todo el año.

Al final de un régimen para adelgazar, se suele tener la tendencia a retomar el gusto a los alimentos que más nos gustan. La mayoría de la gente no consigue seguir un período de estabilización “de por vida” teniendo siempre una atracción particular por alimentos ricos en materias grasas y en azúcares rápidos.

Por esta razón es importante conocer nuestra forma de pensar con relación a la comida y cómo reaccionamos frente a la hambre. Conviene distinguir entre sensación fisiológica y psicológica. Se debe evitar confundir el apetito con las ganas de comer, así como el deseo de picoteo y la verdadera hambre.

El hecho de reducir y controlar el apetito aleja no sólo los riesgos de recuperar el peso, sino que además contribuye a una buena salud en general.

Cuando una persona tiene verdadera hambre, hay una serie de signos externos que son enviados por el cerebro o el estómago. Se siente como un grito a nivel del vientre, así como una sensación de vacío y ciertos síntomas relacionados con los dolores de estómago. Estos últimos se manifiestan en tirones insoportables a nivel del abdomen.

Más información – El salvado de avena para combatir las calorías 


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario