Contraindicaciones en el consumo de espirulina

Espirulina

La espirulina es un alga que tiene muchos beneficios para el cuerpo, pero también tiene algunas contraindicaciones para los que la consumen. Hay que tener en cuenta ciertas precauciones antes tomarla bajo cualquiera de sus formas.

Uno de los efectos secundarios más comunes es el dolor de cabeza, a veces acompañado por dolores musculares, sudoración, dificultad para concentrarse y enrojecimiento. En todos los casos, las causas no se identifican claramente. Se recomienda cesar de tomarla desde los primeros síntomas sospechosos.

Todas las personas con gota o fenilcetonuria no deben consumir espirulina, ya que contiene un aminoácido que puede causar una reacción adversa en tales casos.

Asimismo, se debe garantizar el origen de la espirulina, tratando de comprobar su calidad y procedencia. De hecho, el cultivo no controlada puede estar contaminado por metales que causan diarrea, vómitos, náuseas y problemas hepáticos.

Por otra parte, debemos asegurarnos de que no hay ningún problema en que una mujer embarazada o lactante pueda consumir espirulina, por eso es aconsejable consultar con un médico antes de ingerirla.


Escribe un comentario