¿Cómo consumir germen de trigo durante un régimen?

germen_de_trigo_tostado

El germen de trigo es un complemento perfecto si se desea perder peso. Las propiedades contenidas en este cereal ayudan a quemar grasas y permiten al cuerpo funcionar mejor. Veamos con detalle las ventajas del germen de trigo.

La vitamina E y otros antioxidantes naturales forman parte del germen de trigo y ayudan y aportan la energía a las células para que las exploten y las utilicen para combatir la grasa corporal. El germen de trigo también aporta fibras que ayudan a limpiar el cuerpo, prevenir el estreñimiento y promover la saciedad. Otro compuesto del germen de trigo es el fitosterol que ayuda al cuerpo a absorber menos grasas, y por consiguiente, actúa como un potente quemador de grasas naturales. El ácido linoleico de este cereal permite a las grasas y a los azúcares asimilarse mejor por parte del cuerpo y ayudar en el proceso de eliminación.

Pero además de ayudar a adelgazar, el germen de trigo es un perfecto aliado para la salud corporal y, porque actúa como un preventivo del envejecimiento natural, ya que funciona perfectamente para tratar la anemia y ayuda a regular la insulina y el colesterol.

Utilizar el germen de trigo en el régimen alimenticio

Actualmente, el germen de trigo está de moda y muchas personas lo han incorporado a su régimen alimenticio para perder peso. Para utilizar sus propiedades adelgazantes se debe tomar todos los días de formas diferentes.

En cápsulas o en comprimidos, las tiendas de alimentos de salud venden comprimidos de germen de trigo con el fin de disfrutar de sus ventajas sin que el sabor moleste. Se debe respetar la dosis indicada en el producto, porque todo depende de la dosis y de la posología del fabricante.

En polvo, se puede igualmente utilizar diluyéndolo en un vaso de agua.  Se toman 2 cucharadas de café media hora antes de cada comida para comprobar que el organismo se siente más saciado y que el cuerpo quema mayor número de grasas.

En copos, también está disponible en copos que se pueden añadir a los alimentos. Lo ideal es tomar de una a tres cucharadas soperas de copos durante el día para acompañar las ensaladas, la carne o mezclarlos con leche o cualquier tipo de zumo de frutas.


Escribe un comentario