Consejos saludables; para el habito de morderse las uñas

23

Los estados nerviosos nos inducen a generar hábitos por reflejo, tales como el movimiento de los pies, las piernas, dedos y mordernos las uñas, que según los psicólogos este último es el reflejo más frecuente, ya que alrededor del 30 por ciento de los adultos, han adoptado este mal hábito y tal vez lo tengan asociado desde la infancia.

Este mal hábito no sólo es perjudicial para las uñas, sino que también lo es para la salud, por la transmisión bacterias nocivas al organismo, vía bucal, por lo cual se recomienda tratar de controlar y eliminarlo poco a poco.

Aquí les brindamos algunas posibles soluciones simples para controlar el mal hábito de morderse las uñas y son los siguientes:

-Mantener las uñas cortas

Para morderse las uñas éstas deben estar crecidas, como es obvio de comprender, por ello las personas que tengan este problema deben tener como costumbre mantener sus uñas bien cortadas, como una regla de higiene y para el control del hábito.

-Reducir el estrés

El habito por supuesto tiene un origen y como explicamos al principio es de carácter nervioso, por lo cual un factor determinante a tratar es el estrés que deriva en ansiedad, ambas condiciones se plantean como causa directa del problema. Por lo tanto el control del estrés es prioritario cuando se manifieste el síntoma de morderse las uñas.

Entre los consejos más simples para hacer frente al estrés encontramos los baños relajantes con hierbas aromáticas después de cada jornada laboral, el ejercicio físico regular, una alimentación vegetariana o la practica de disciplinas orientales, como el Yoga, Tai Chi o Chi Gong.

-Uñas Postizas

Para el caso puntual de las mujeres suele ser una forma de atacar el problema utilizar uñas postizas, a modo de protección de las uñas naturales, lo cual en el tiempo aleja el mal habito de morderse las uñas, si bien es un consejo muy simple, ha demostrado ser muy efectivo.

-Esmalte amargo

Existen en el mercado esmaltes especiales con sabor amargo para combatir este problema o mal hábito, así como también se pueden utilizar ciertas hierbas cuyas esencias aceitosas amargas se pueden colocar varias veces al día a modo de esmalte, para mantener un sabor amargo e inducir al rechazo natural por medio de un sabor desagradable.

Imagen: Flickr


Un comentario

  1.   Oscar dijo

    El comerse las uñas no es un “mal hábito”. Es mucho mas complejo. Tiene que ver con agresividad contenida. Quien tenga “este problema” que lea (y estudie) un libro espectacular: “La enfermedad como camino”. Allí está la solución para esta y todas las enfermedades que aquejan al ser humano. Felicidades.Oscar

Escribe un comentario