Consejos saludables: equilibrar las hormonas

01

Las hormonas son los mensajeros químicos responsables casi de la mayoría de las funciones orgánicas y su equilibrio por lo tanto juega un papel importante tanto en los niveles físicos como psíquicos.

Cuando nos sentimos física y emocionalmente agotados, esta condición puede tener su origen en un desequilibrio de carácter hormonal, aquí les brindamos algunos consejos saludables para probar si éste es el motivo de su desequilibrio:

1. Obtenga un buen descanso

La calidad del sueño nocturno es fundamental para reequilibrar el sistema hormonal de forma natural, ya que si no duerme lo suficiente, las siete u ocho horas nocturnas, los ciclos hormonales tienden al desequilibrio afectando distintos niveles orgánicos.

2. Alimentación saludable

La dieta tiene un impacto importante sobre todos los niveles orgánicos, ya que la deficiencia de determinados nutrientes afecta la producción o regulación hormonal, por ello se recomienda para equilibrar el sistema hormonal reducir los siguientes alimentos en la dieta; productos lácteos, edulcorantes artificiales, el alcohol y la cafeína. Incrementar el consumo de alimentos ricos en vitamina D y B, o en forma de suplemento.

3. Reducir el estrés

El estrés representa el origen de la mayoría de los desequilibrios orgánicos, por lo cual se recomienda reducirlo a través del descanso y la reflexión, utilizando técnicas relajantes naturales como meditar o el yoga, aplicando estos métodos antes de comenzar el día y al finalizarlo preferentemente.

4. Haga ejercicio

La actividad física estimula el buen funcionamiento hormonal, incrementando la producción de las mismas, pero como recomendación profesional si se practica mucha actividad física y aun así la condición psicofísica no mejora, es momento de consultar a un profesional, sin excepción.

5. Consulta profesional

La consulta preventiva a un profesional  para evaluar la funcionalidad hormonal es altamente recomendable, ya que de ésta forma se podrán prevenir estados emocionales negativos como la depresión y a futuro enfermedades físicas.


Escribe un comentario