Consejos saludables: Embarazo y pies hinchados

02

Los pies hinchados representan un afección muy común en el embarazo que suele manifestarse cuando aumenta el abdomen. Principalmente la condición se debe a la presión sobre las venas de la pelvis por la cavidad abdominal o el útero, entorpeciendo el flujo de sangre desde las piernas hacia el corazón, pudiendo presentarse dos tipos, una es la inflamación normal (fisiológica), y otra la anormal (patológica).

En el caso del embarazo la condición es normal o fisiológica, ya que sólo los pies están hinchados, lo cual se produce a finales del tercer trimestre, pero suele suceder que en algunos casos no se presenta debido a distintos factores relacionados al estilo de vida, actividades y una red de apoyo sólida.

Consejos saludables para tratar naturalmente los pies hinchados durante el embarazo:

– Establecimiento de un estilo de vida saludable.

– Evite usar zapatos de tacón alto.

– Descanse lo suficiente.

– En una posición sentada se debe colocar los pies en una posición más alta, rotando los tobillos para que la circulación de la sangre sea más fluida.

– Cuando se está de pie o sentado, acostúmbrese a mover el tobillo de forma rotatoria.

– Cuando se está acostada en la cama colocar almohadas bajo los pies, ya que al estar más altos la presión disminuye.

– No permanezca demasiado tiempo de pie o sentada con las piernas colgando.

– Comer y beber lo suficiente a nivel calórico y proteico.

– Reducir el consumo de sal o alimentos salados.

– Tener una oportunidad para realizar actividad física (natación) para estimular la circulación de la sangre.

– Remojar los pies en agua tibia agregando una solución de sal o jugo de limón durante 10-15 minutos.

Imagen: flickr


Escribe un comentario