Consejos prácticos: Comidas sanas y rápidas

Huevo duro

El ritmo de vida actual tan acelerado a veces nos deja sin el tiempo necesario para preparar una comida sana y nutritiva; esto nos lleva a elegir opciones más rápidas que por lo general son menos sanas, presentan más calorías y grasas y contienen pocos nutrientes pues el principal ingrediente es la sal o el azúcar.

Por eso aquí te sugerimos algunas opciones rápidas de preparar para el desayuno, la comida y la cena:

  • Desayuno

Si por las mañanas sólo tienes tiempo de arreglarte y salir corriendo de tu casa a la oficina, cocina el domingo 5 huevos duros que podrás refrigerar y utilizar durante toda la semana y prepara 5 bolsas con cierre que contengan una taza de cereal integral.

De esta forma sólo te tomará un segundo “servir” tu desayuno e incluso podrás comértelo en tu automóvil durante el trayecto hacia el trabajo.

  • Comida

Trata de buscar siempre opciones de comida que sean altas en fibra, con poco contenido de sal y de aditivos artificiales.

Algunas opciones son: pasta integral, arroz integral de cocción rápida, vegetales congelados y frutas congeladas sin azúcar. Puedes elaborar platillos rápidos y completos mezclando la pasta o el arroz con una buena cantidad de verduras.

  • Cena

Puedes reinventar las sobras del día anterior para aprovecharlas en tu cena. Por ejemplo, de una pechuga de pollo a la parrilla del día anterior puedes preparar una ensalada de pollo agregando mayonesa light, apio y manzana en cubitos; o de una hamburguesa de pavo puedes preparar al día siguiente una ensalada de pavo mezclando la carne de la hamburguesa con lechuga, verduras y algún aderezo de tu preferencia.

Consejo: Si deseas un refrigerio alto en fibra y que sea fácil y rápido de preparar, te sugerimos 2 tazas de palomitas de maíz bajas en grasa las cuales contienen más fibra que una rebanada de pan de trigo integral.

Fuente: Revista Weight Watchers

Imagen: flickr


Escribe un comentario