Consejos para tener un vientre plano

 Perder peso

Para tener un vientre plano no hay nada mejor que el refuerzo muscular, mucho más eficaz que los ejercicios clásicos para abdominales. Este ejercicio consiste en mantener una posición y resistir boca abajo con sólo los apoyos de los antebrazos y las puntas de los pies levantadas. Los comienzos son duros pero los progresos se ven enseguida.

Existen variantes como por ejemplo con el empleo de un accesorio como el swissball. Sentado sobre los codos sobre los pies conlleva un desequilibrio tal que obliga al cuerpo a compensar y contraer con fuerza los músculos de la zona del vientre. A lo largo de estos ejercicios, el músculo más solicitado es el transversal, que es justamente el abdominal que sirve a mantener el vientre.

Un truco interesante: realizar estos ejercicios que requieren mucha masa muscular. Practicados a alta intensidad fomentan la producción de hormonas responsables de la pérdida de peso, como la testosterona y la hormona del crecimiento.

Las sesiones de musculación que incluyen ejercicios completos como las sentadillas y flexiones tienen la facultad de reforzar la cintura abdominal y por lo tanto de quemar la grasa. Hacen trabajar todo el cuerpo de tal manera que incluso los abdominales se ven altamente solicitados, incluso o más que si hicieran ejercicios específicos para ellos.

Si además añades un poco de ejercicios de cardio para acelerar las funciones de eliminación, en poco tiempo podrás decirle adiós a la barriga.


Categorías

Salud

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario