Consejos para tener un abdomen plano

Abdomen plano

El tener una buena figura se encuentra asociado por lo general a la presencia de un estómago plano, lo cual también se relaciona frecuentemente con una buena salud.

En general el caminar media hora tres o cuatro veces por semana ayuda a tonificar la masa muscular de todo el cuerpo, sin embargo, si lo que se quiere fortalecer en particular es el abdomen, existen algunos consejos básicos para hacerlo:

Relájate.- Está comprobado que el estrés contribuye a que la grasa de los alimentos se acumule en la zona de la cintura y el estómago. Esto, debido a que dicha emoción negativa favorece la producción de la hormona llamada cortisol, la cual aparentemente dirige la grasa hacia esa parte del cuerpo.

Además, esta hormona propicia un aumento de apetito, en especial de alimentos ricos en azúcares y grasas, con lo que el ciclo negativo continúa.

Come fibra.- Los alimentos ricos en fibra ayudan a que se pierda la grasa abdominal, además de reducir el hambre, pues es uno de los productos que llenan por más tiempo.

De acuerdo a los nutriólogos del Johns Hopkins Weight Managemente Center –en Baltimore-, se deben consumir 25 g diarios de alimentos con fibra.

Cuida tu postura.- El pararte derecho(a) ayuda no sólo a verte más alto(a) y delgado(a), sino que también favorece el trabajo de los músculos abdominales. Por esto, al caminar en el supermercado, hacia el trabajo o al pasear a tu mascota, procura apretar el estómago y ejercitar de esta manera dicha zona.

Come 5 veces al día.- Al comer de esta forma, evitarás ingerir grandes cantidades de comida –con lo que se agranda el estómago-. Además, tendrás un mayor control sobre tu apetito y contribuirás a que los niveles de azúcar se mantengan estables y equilibrados.

Imagen: flickr


Un comentario

Escribe un comentario