Consejos para reemplazar el azúcar por un edulcorante

Sacarina

A pesar de que el azúcar y los edulcorantes endulzan de la misma forma los alimentos, su peso no es el mismo, por lo tanto las medidas que se utilizan tampoco lo son. Esta es la primera norma que se debe aprender con el fin de reemplazar el azúcar por un edulcorante. De esta forma, si la receta que se cuenta hacer necesita 200 gramos de azúcar, no se puede poner la misma cantidad de edulcorante, corriendo el riesgo de endulzar el doble la receta.

Existe toda una gama de edulcorantes artificiales en el mercado, entre otros el aspartamo, el ciclamato y la sacarina, pero únicamente esta última sirve para su uso en el horno puesto que resiste las fuertes temperaturas. Por otro lado, estos edulcorantes se venden en polvo, en pastillas o en líquido.

Normalmente se trata del edulcorante más utilizado para las recetas de repostería, y productos cocinados al horno o en el microondas. Nos referimos a los edulcorantes en polvo. La equivalencia es muy sencilla, 10 gramos de azúcar equivalen a un gramo de edulcorante, como se ve, el azúcar normal pesa 10 veces más que el edulcorante artificial. De esta forma, para calcular la cantidad de este último, tan sólo es necesario dividir los gramos de azúcar por 10.

Las pastillas de sacarina contienen una cantidad de edulcorante más concentrada que el resto. De esta forma, la fórmula para calcular el número de comprimidos era la misma que la anterior, dividida por 10, pero en este caso, se debe multiplicar el resultado por dos.

El edulcorante líquido pesa prácticamente igual que el edulcorante en polvo, pero, para un resultado en milímetros y no en gramos, la cifra varía ligeramente. Es necesario dividir el número total de gramos de azúcar especificados en la receta por 12,5. El resultado obtenido corresponde a los mililitros de edulcorante líquido.


Escribe un comentario