Consejos para reducir la tasa de colesterol sin medicamentos

colesterol

Bajar la tasa de colesterol sin medicamentos es algo posible. Algunos principios de base son suficientes para modificar la tasa de colesterol, pero también para mejorar la salud de hoy en día y del futuro. Normalmente, utilizamos un medicamento como una solución de facilidad para regular un desequilibrio como una tasa de colesterol demasiado alta.

De esta forma esperamos curar mágicamente los males que se manifiestan en el organismo. Salvo que en este caso, con un nivel de colesterol por encima de lo normal, los medicamentos no siempre son una solución a corto plazo. Bajar la tasa de colesterol para un sistema cardiovascular en buena forma es posible.

Se trata de controlar con frecuencia la tasa de colesterol para garantizar el buen funcionamiento del sistema cardiovascular. En efecto, con el tiempo, un nivel de colesterol alto puede provocar muchas complicaciones a nivel del corazón y de las arterias, tales como la arteriosclerosis y los accidentes cardiovasculares.

Comer de forma sana

Es una evidencia que la calidad de la alimentación tiene un impacto significativo sobre la reducción del colesterol. La primera cosa que conviene hacer es determinar si la tasa de colesterol alta es hereditaria o el resultado de la alimentación. Conviene priorizar una alimentación variada rica en fibras, pobre en carnes y en charcutería. Las fibras limitan la absorción de las grasas. No olvidéis que las frutas y verduras contienen los antioxidantes necesarios y beneficiosos para el sistema vascular.

Las grasas absorbidas deben proceder de ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados. Los ácidos grasos saturados se transforman más fácilmente en colesterol que los ácidos grasos insaturados.

A modo de ejemplo conviene saber que 20 gramos de mantequilla o de queso cubren las necesidades diarias de ácidos grasos saturados. El resto hace que aumente la tasa de colesterol.

Practicar deporte

Sin hacer que baje de forma significativa el colesterol, la práctica de una actividad física frecuente refuerza eficazmente el sistema cardiovascular. La Organización Mundial de la Salud aconseja simplemente caminar a un buen ritmo 30 minutos todos los días.

Dejar de fumar

Si se fuma, la acumulación de colesterol en las arterias a causa del colesterol alto se acelera. Para hacer su trabajo de bombeo del flujo sanguíneo, el corazón tendrá que trabajar más fuerte para distribuir el oxígeno. Y esto puede provocar una crisis cardíaca. Igualmente, si las arterias se bloquean completamente por culpa de la tasa de colesterol alta, se corre el riesgo de sufrir un accidente vascular cerebral.


Escribe un comentario