Consejos para ralentizar el desgaste de la vista

Ojos de Anne Hathaway

La vista es uno de nuestros dones más preciados, pero también se trata de un sentido extremadamente delicado, bastante más de lo que pensamos. Y es que la vista se desgasta con el paso de los años, un proceso que puede ser lento (y llegar a la vejez con sólo unas pocas dioptrías) o rápido, en función de nuestros hábitos y los cuidados que proporcionemos a nuestros ojos.

En esta nota ofrecemos consejos en ambas direcciones, tanto en lo que se refiere a hábitos como a cuidados, con el fin de ayudaros a que el proceso de envejecimiento de los ojos sea lo más lento posible y así ayudaros a conservar la vista en buen estado durante más tiempo:

Descanso del ordenador: Pasar demasiado tiempo frente a la pantalla del ordenador puede cansar la vista y provocar sequedad en los ojos. Es por eso que cada hora más o menos hay que tomarse un descanso, aunque sean sólo unos minutos, y si es posible enfocar la vista en un objeto lejano durante alrededor de medio minuto. En este sentido, también es importante apartar por completo de nuestra vida cualquier tipo de pantalla durante al menos un día a la semana. De esta forma, daremos a los ojos la oportunidad de recuperarse del esfuerzo que les supone cinco o seis jornadas laborales a la semana.

Alimentación beneficiosa para los ojos y la vista: Los alimentos ricos en zinc –como las alubias, los guisantes y los cacahuetes– pueden ayudar a los ojos a resistir el daño de la luz, mientras que la vitamina A y otros nutrientes como el betacaroteno, la luteína y la zeaxantina han demostrado ser importantes para disfrutar de una vista saludable durante más tiempo.

Dejar de fumar: El tabaco aumenta el riesgo de desarrollar cataratas, además de agravar los ojos secos. Además, puesto que debilita las arterias, fumar también puede acabar dañando la retina de las personas y por consiguiente causar pérdidas de visión.


Escribe un comentario