Consejos para prevenir la aparición de la placa dental

cepillado

Nuestra boca está llena de bacterias. Muchas de estas bacterias se depositan en los dientes, donde se nutren elementos contenidos en nuestra saliva. De esta forma se crea un depósito en los dientes que se llama placa dental. En este depósito se instalan fragmentos de alimentos.

Mediante la acumulación de estos elementos se forma una veladura blanca en los dientes: la placa. Si no se retira la placa, las bacterias depositadas van creando una protección a base de minerales. La placa se convierte en sarro que es difícil eliminar. Con el tiempo puede causar problemas que conocemos bien: gingivitis y caries.

Cómo quitar la placa dental

Algunos hábitos cotidianos sencillos ayudan a eliminar fácilmente la formación de la placa dental. Hay que cepillarse los dientes con mucho cuidado, por lo menos dos veces al día, idealmente tres veces por día.

Los dientes se deben frotar con cuidado por todas sus facetas. El cepillado debe durar de dos a tres minutos. Lo ideal es completar el cepillado de los dientes con el uso de un hilo dental para limpiar el espacio que hay entre los dientes. Este espacio representa el 35 % de la superficie del diente y no debe pasarse por alto.

Unos dientes sin placa dental son unos dientes lisos y brillantes. Un cepillo de dientes en el que las cerdas no son contundentes no tiene una acción eficaz sobre la placa dental.

Por último, es recomendable acudir al dentista dos veces al año para eliminar el sarro. Se trata en definitiva de una forma eficaz de eliminar la placa dental que se haya formado en lugares a los que normalmente no se puede acceder, a pesar de una limpieza diaria.


Categorías

Dietas

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario