Consejos para mantener la salud durante la temporada de frío

mujer-invierno

El inicio de una enfermedad es una señal de que el sistema inmunológico no está lo suficientemente fuerte como para contrarrestar el microbio o el virus que provoca la enfermedad. Para aumentar las defensas naturales del cuerpo, es esencial comer de forma sana y equilibrada. Las verduras y frutas son una necesidad en los menús. La grasa y el azúcar están limitadas: la palabra clave es equilibrio.

La regla de oro para no sucumbir al cansancio es dormir lo suficiente. Sobre todo después de las fiestas navideñas, es fundamental tener tiempo para recuperarse. También es aconsejable adoptar un patrón de sueño regular. Se recomienda un tazón de leche caliente o té de hierbas con verbena para aquellos que tienen problemas para conciliar el sueño.

Para no tener virus, no se olvide de las normas básicas de higiene. Debe ser un hábito lavarse las manos regularmente (especialmente después de venir de la calle), y, obviamente, antes de cada comida. Utiliza un pañuelo de papel al estornudar, toma precauciones cuando un familiar está enfermo. Estos pequeños detalles, que pueden parecer inocuos, deben ser automatizados.

Indirectamente, las actividades físicas ayudan al cuerpo a luchar mejor contra los virus y microbios. Practicar deportes tiene la ventaja de combatir el estrés y otras emociones negativas.

Por último conviene salir cubierto cuando hace más frío. Es importante llevar ropa que coincida con el clima exterior. Al llegar el invierno, no dudes en incorporar los complementos necesarios: gorro, bufanda, guantes, chaqueta y botas.


Escribe un comentario