Consejos para hacer un régimen antes de la boda

 Regimen

Con los nervios de los preparativos de la boda, el estrés se hace insoportable, y quien dice estrés dice aumento de peso. Antes de comenzar un régimen, se debe poner el acento en las tisanas relajantes, para calmar las hormonas del hambre emocional. Si las ganas de picotear durante todo el día se resientes, podéis probar con un método saciante natural, comer una manzana o beber un vaso de agua.

Otro medio muy eficaz para evacuar el estrés y al mismo tiempo afinar la silueta es practicar algún tipo de deporte. Se deben consagrar 30 minutos al día para ejercitaros, y el día de la boda estaréis con mejor aspecto, menos gorda y con menos nervios.

Para el día de la boda, tenéis la intención de agradar a todo el mundo, pero especialmente a vuestro futuro marido. En todo caso, conviene dejar de lado de hacer un régimen draconiano, puesto que no resolverá nada. Lo ideal es hacer un régimen sano y evitar el picoteo entre horas.

Se debe priorizar un menú diario para perder algunos kilos superfluos, pero sin que se convierta en una tortura. El régimen del limón o el régimen de la sopa pueden ir muy bien.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario