Consejos para estabilizar el peso después de un régimen

Regimen

Un régimen es una verdadera inversión. No forzosamente desde un punto de vista financiero, pero esto implica comprometer totalmente la persona en un nuevo proceso de vida. Se debe estar físicamente disponible (para moverse más) y adoptar un estado de espíritu positivo (hago todo esto por mi bienestar).

Las frutas y verduras son alimentos con pocas calorías por excelencia, y se pueden consumir a voluntad sin culpabilizarse. Si esto permite quedar saciados, entonces más vale no privarse. En cualquier caso, se tiene que tener cuidado con algunas frutas por su alto contenido en azúcares.

A diario se deben priorizar las carnes magras, así como los lácteos pobres en calorías (si os gustan los yogures de frutas, se deben escoger los 0% de materias grasas). Los yogures búlgaros o griegos, o con bífidus están preparados con leche entera, así pues se deben consumir como alimentos placenteros, y siempre de manera ocasional.

Si os gustan los mariscos, no hay problema para disfrutarlos frecuentemente. Cuando no van acompañados de pan, de mantequilla o de mayonesa, los mariscos contienen pocas calorías y aportan oligoelementos buenos para el organismo.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario