Consejos para dejar de fumar de manera natural

dejar de fumar

Dejar de fumar definitivamente es un desafío mental de gran tamaño por una razón sencilla, se ha creado un hábito malsano que forma parte de vosotros desde hace un cierto tiempo, y ahora es el momento de desprenderse de él.

Pero para dejar el mal hábito y formar uno nuevo, es necesario pasar por un periodo de abstinencia de al menos un mes. Durante este periodo vosotros y vuestros nervios se pondrán a prueba, vuestras armas serán la voluntad y la capacidad para soportar la ansiedad generada por la falta de nicotina.

Conviene comunicar la decisión a las personas que os son más cercanas y a tus amigos, que os deben ayudar a alcanzar vuestros objetivos.

Muchos expertos dicen que para dejar definitivamente de fumar no sirve de nada reducir la cantidad de cigarrillos al día, es preferible hacerlo de forma drástica, no fumar ningún cigarro.

También explican que el objetivo es más fácil de alcanzar porque si en principio os autorizáis a fumar 3 veces al día, tras varias semanas, se encontrará una nueva excusa para fumar un poco más. De esta forma, lo ideal para dejar de fumar definitivamente es hacerlo completamente desde el comienzo.

Recomendamos poner en la nevera o en el espejo una nota con los beneficios inmediatos que se obtienen al dejar de fumar, limpieza de los pulmones y mejor respiración, mejor circulación sanguínea, reducción del riesgo de enfermedades respiratorias, cardiovasculares y cáncer, mayor vitalidad por el aporte de más oxígeno hacia los órganos vitales, mejora de la salud bucodental.

También es esencial cambiar la rutina. Más que un placer, el tabaco es un hábito. Pensar en el cigarrillo que se fuma esperando al autobús, saliendo de la oficina, durante las compras, etcétera. Tenemos un conjunto de hábitos relacionados con el tabaco que hacen que el cuerpo lo reclame en momentos puntuales.


Escribe un comentario