Consejos para controlar las ganas de comer

 Alimentación

Cuando una persona tiene hambre, hay una serie de signos externos que le son enviados por el cerebro o el estómago. Se siente un ruido en el vientre, y una sensación de vacío, y ciertos síntomas relacionados con las molestias de estómago. Estos últimos se manifiestan por tiranteces insoportables a nivel del abdomen.

Ciertas personas se ponen a temblar y pierden el conocimiento si la sensación se prolonga. Dolor de cabeza, dificultades de concentración, o irritabilidad forman parte de los signos de lo que es la verdadera hambre. El hambre fisiológico se manifiesta sobre todo en los picos de las 10 de la mañana y a las 16 horas.

Este fenómeno natural corresponde con el mecanismo del tubo digestivo que saca de sus reservas los glúcidos necesarios para acumular la energía necesaria para la asimilación de los alimentos.

Conviene pues beber agua de forma regular durante el día. Este “alimento” saciante natural llena el estómago y disminuye el consumo de calorías. La cantidad ideal es de 1,5 a 2 litros al día. También se deben consumir alimentos ricos en fibras. Este tipo de comida saciante se asimila lentamente por el tubo digestivo, de manera a evitar la sensación de hambre hasta la siguiente comida.

Más información – Controlar el apetito para no engordar


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario