Consejos para controlar el colesterol sin renunciar al queso

 Queso

En caso de exceso de colesterol, el consumo de queso, de mantequilla y de productos lácteos suele estar prohibido. Sin embargo, estos productos despiertan las papilas gustativas y ofrecen nutrientes muy interesantes. Soluciones para conciliar salud con placer.

Las grasas de origen animal son mayoritariamente ácidos grasos saturados. Algunos de estos ácidos saturados, consumidos con exceso, pueden contribuir a aumentar la tasa del colesterol malo. Por esta razón, ciertos productos suelen estar puestos bajo sospecha en caso de hipercolesterolemia.

Conviene saber que todos los quesos no contienen la misma cantidad de materia grasa. Por ejemplo, si 40 g de emmental ofrece unos 11 g de lípidos, la misma cantidad de queso de cabra fresco tan sólo aporta 2,4 g, mientras que un trozo de camembert de granja presenta 30 g.

No siempre ha sido fácil conocer la verdadera tasa de materias grasas de los diferentes quesos. En efecto, hasta ahora, la etiqueta indicaba el porcentaje de materia grasa calculado con relación a la materia seca. Un modo de cálculo, fuente de muchos malentendidos: un 40% no daría los mismos resultados si se tratara de un gruyere o de un queso blanco…

Más información – Los seis beneficios del queso fresco


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario