Consejos para aumentar la tasa de glóbulos blancos en la sangre

Hombre sano

Hay que decirlo claramente, la alimentación influye directamente sobre la tasa de glóbulos blancos. Por consiguiente, conviene adoptar un régimen alimenticio que favorezca su producción y su desarrollo.

Los glóbulos blancos están esencialmente compuestos de proteínas, y es necesario consumir carne roja y blanca, pescado, huevos y verduras. Para aumentar la tasa de glóbulos blancos, no hay elección, es necesario comer proteínas.

Los lípidos apropiados

Algunas grasas, llamadas saturadas, aumentan el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, las grasas insaturadas, como el aceite de oliva, el maíz o el sésamo, aportan grasas favorables al desarrollo de los glóbulos blancos.

Los glúcidos apropiados

Los glúcidos transmiten la energía necesaria al organismo para producir glóbulos blancos. Les llamamos habitualmente azúcares, es decir que tienen un papel energético. En efecto deben proporcionar entre el 50 y el 60% de las necesidades energéticas. Conviene consumir pan, cereales, pasta y arroz, sabiendo que las frutas, las verduras y los tubérculos también aportan glúcidos, pero son pobres en calorías.

Remedios naturales para aumentar los glóbulos blancos

Además de los alimentos mencionados, se aconseja integrar ajo, almendras, cangrejo, té verde, aloe en el régimen alimenticio. Estos remedios naturales se conocen desde hace tiempo por sus propiedades medicinales.

Vitaminas para aumentar los glóbulos blancos

La vitamina A activa la producción de linfocitos y de anticuerpos. Una falta de vitamina A conlleva una respuesta inmunitaria menor frente a los virus y las bacterias. Se recomienda ingerir 600 microgramos al día en la mujer, y 800 en el hombre.

Los efectos antioxidantes de la vitamina C

Por sus efectos antioxidantes, la vitamina C mejora el funcionamiento de los glóbulos blancos y participa directamente en la producción de moléculas útiles contra los microbios. Se pueden encontrar abundantemente en el perejil, el pimiento crudo, la piel del limón, el kiwi y las naranjas.

Vitamina D para aumentar la tasa de linfocitos

La vitamina D favorece el desarrollo de linfocitos. La piel produce vitamina D bajo la acción de los rayos UV. También se encuentra en el aceite de hígado de bacalao, en el arenque ahumado, en las sardinas, en el salmón. Se deben consumir estos alimentos para aumentar sensiblemente la tasa de glóbulos blancos.

La vitamina E

Se trata de un antioxidante con muchos beneficios, presente en los frutos secos, aceite de oliva y verduras. Los alimentos ricos en vitamina E son los aceites vegetales, las verduras de hojas verdes, los frutos secos, la yema de huevo, la fruta, etcétera.


Escribe un comentario